Travestis

Lo que nunca te dijeron sobre Travestis. La hermosura de las mujeres maduras no es ningún misterio : todas entendemos que, cuando se trata de proteger nuestro aspecto, no podemos dejarnos ser estrictos.

Kylie se percató ; su sonrisa se ensanchó por un momento y después se inclinó más hacia el escritorio, con los pechos apoyados en los brazos cruzados. No estaba totalmente segura de lo que hacía ; su verdadera intención al llamar a Rob a su despacho no se encontraba clara no en su propia mente.

Jugamos al sóftbol en el mismo equipo. Yo soy la mayor de nuestro equipo, con 53 años, y ella la mucho más joven, con 19. Ella y yo también somos músicos. Estoy divorciado, vivo solo en una casa algo pequeña y mi estacionamiento está acondicionado como salón de ensayo/estudio de música. Me tomé el tiempo y el dinero para convertirlo en una habitación y en un estacionamiento.

Me levanté y entré en el baño para lavarme. Quité el preservativo del plátano y me dirigí a la cocina después de ponerme el albornoz sobre mi cuerpo desnudo. Saqué la leche y me serví un vaso, entonces pelé mi plátano, después cogí el extremo y me lo metí en la boca. Lo introduje sin ofrecerle un bocado y lo volví a sacar de manera lenta. Maldita sea, no se encontraba salado y no tenía una punta ancha, pero me hizo meditar de nuevo. Terminé el plátano y tiré la cáscara a la basura. Miré la encimera y el bol. Menos mal que los plátanos venían en racimos.

Su movimiento logró que la parte superior de la cabeza de mi polla se rozara con su interior; se sentía tan profundo que habría jurado que se encontraba empujando su ombligo. Mi clímax fue explosivo y también hizo que ella se corriera. Después de eso, las sillas y la tabla estaban siempre y en todo momento a mano.

Mi novio mientras tanto , se encontraba ocupado con Maua, las rodillas, ella chupó la polla , mi poronga , me fui de celos y mientras que yo llevaba caliente , mi novio echó la cabeza hacia atrás y cerró los ojos, la señal de que estaba siendo chupetear bien, y de esta forma fue Maua era un especialista , sabía de qué manera calentar un tipo para conseguir bien eres y tener sexo sus condiciones duras. Maua me logró entender puro exitación , aprendí bastante con ella y en este momento soy una zorra.

Jugamos al sóftbol en el mismo equipo. Yo soy la mayor de nuestro equipo, con 53 años, y ella la más joven, con 19. Ella y yo también somos músicos. Estoy divorciado, vivo solo en una casa algo pequeña y mi estacionamiento está acondicionado como sala de ensayo/estudio de música. Me tomé el tiempo y el dinero para transformarlo en una habitación y en un garaje.

Puso a Kylie sobre el escritorio ; ella se sentó allí, con las piernas abiertas, el coño chorreando, mirándolo con una amplia sonrisa de impecable satisfacción. Ella lo acercó y le plantó un beso caliente y húmedo en los labios. Luego , se inclinó y besó su eje flácido y chorreante.

Hablé de la triste historia de mi vida, de mi divorcio, y de ciertas de mis sabias opiniones aprendidas en 35 años en el campo de batalla del amor. Tocamos ciertas canciones mucho más , ella tocaba una canción y luego yo otra.

¿Porque se desea Travestis?

Me senté en el borde de la cama y mi cabeza vagó hacia la noche previo. Tony me había sacado a bailar y yo había visto sus caderas mientras que bailábamos a toda agilidad : unas caderas delgadas con un par de pantalones bastante ajustados habían sido suficientes a fin de que mi imaginación elaborara su propia versión de lo que había debajo. No tenía bastante bulto – eso, según mis amigos, era lo asombroso. No daba la sensación de que tuviera bastante , pero en el momento en que se bajaba los pantalones era un asunto totalmente diferente según ellos–me preguntaba.

Volvemos a divertirse para que nadie sepa que fue un error. Su cara se encontraba sobre mi pecho y podía sentir su sonrisa. Su mano se dirigió a mi despacio polla y bajó para tomar mi encogido integrante en su boca.

Ella se retorcía y se mordía los labios, apoyando la cabeza en el escritorio y frotándose el clítoris con una mano.

Después de mucho más de 2 meses de tener sexo como maniacos toda vez que podíamos haciendo una pausa solo en el momento en que llegaba la gran marea roja, se aproximó y me dijo que se iba a vivir con su hermana a Nuevo México durante el próximo invierno. Necesitaba separarse de mí y estar con chicos de su edad.

Jair, mientras que me sostenía de manos y rodillas, me metía un pulgar en el culo , jamás me había cogido por ahí, y me moría de ganas de probar , Jair me emputecia de lo ardiente que me ponía y quería darme toda esa polla. Se lo conté a mi novio, se sorprendió un poco , y me dijo que si alguien iba a meterle el trasero a su novia, sería él, cuando menos el primero.

¿Las maduras les encantan a los hombres jóvenes?

Se levantó la falda por la cintura y se frotó el clítoris con furor , mientras chupaba a Rob de manera fuerte y profundidad. Él sostuvo la cabeza de ella estable con ambas manos, encontrando poco a poco su valor y seguridad , y le clavó la boca.

Ese fue el comienzo de un verano de sexo increíble. Ella me sostenía absolutamente satisfecho, y yo hacía lo posible por satisfacerla. Probamos muchas cosas distintas , incluyendo una sesión que fue la sesión oral más caliente que he tenido, y una donde me logró follar su trasero constantemente un día.

Si la primera situación que admití que era capaz de concentir en mi casa mi mujer , Carmen (no es su verdadero nombre) 44años en 2010 y 52. Mi mujer se casó hace 26 años con los señores. de esta forma. tendría relaciones sexuales con otro hombre, su amante en mi propia casa, y una habitación que usamos para trasstero pero en buen estado y con un sofá cama muy grande. Hago la aclaración de que el Sr. Carlos 38, no era ningún pusilánime en esta disparidad matrimonial .yo por teléfono y luego en persona, le informé que estaba decidido a que, lógicamente , cualquier persona dudara y sospechara, temiese , una trampa, sospechara algo raro , etcétera. de ahí que digo que esto no es sencillo. A veces leo como por ahí que es tomar y traer, simpre hablando de gente bastante reservada y prudente.

Fue en la época de julio cuando las cosas modificaron para mí. Se encontraba cortando el césped de la Sra. Smith en un día impresionantemente caluroso. Hacía unos 110 grados a la sombra y el sudor se desprendía de mí. Deseaba darme un largo chapuzón en la piscina para refrescarme.