Secso Gratis

Lo que jamás te dijeron sobre Secso Gratis. La hermosura de las mujeres maduras no es ningún misterio : todas y cada una sabemos que, tratándose de proteger nuestro aspecto, no podemos dejarnos ser rigurosos.

Ella levantó una pierna y él la colocó sobre su hombro; ella ayudó a guiar su poronga en su empapado coño. Al comienzo de manera lenta , él trabajó en los empujes; largos, profundos, interesados. Ella sepultó su cara en su hombro, besando y mordiendo su cuello, respirando agitadamente directamente en su oído.

Yo frené, y ella tiró de mí para que subiese. La besé por el medio, sus piernas estaban abiertas, y en el momento en que mi poronga tocó su coño húmedo y abierto, me deslicé dentro de ella en un movimiento suave. Dentro estaba ardiente , húmeda y acogedora.

Ella le rodeó el cuello con los brazos y le puso los labios en la oreja, gimiendo seductoramente; los dedos de sus pies se curvaron y sus piernas se entumecieron. Él la golpeó aún mucho más fuerte, balanceando su cuerpo hacia arriba y hacia abajo, sus lolas rozando su pecho.

Eso me llevó a la cima y comencé a disparar dentro de ella. No podía opinar que me corriera más fuerte que en el momento en que me la chupaba. Próximamente mi semen goteaba en torno a mi polla mientras que salía de ella. Ella sonrió y ha dicho : Dios, qué bien me sentí, la sensación de una polla joven y dura que me penetra y me llena de jugo caliente. Dios, quiero más. Pero basta por el día de hoy , ahora va a haber tiempo para mucho más.

Amigos, en la próxima historia, comenten, otra ssituacion, el sexo que es lo que hizo este hombre a mi mujer. y a imaginar donde. Hoy día mi esposa y es de 49 a 50 en pocos días. Ahora es mucho más relajado. pero de vez en cuando tengo una pequeña sorpresa para ellos.

La besó y empezó a lamerla despacio y de manera lenta. Pronto abrió su boca y comenzó a meterla. Velozmente se la metió toda y empezó a bajar por su garganta.

Sus manos se deslizaron por el nudo suelto de mi bata, entonces por el interior, bajando desde mi cintura, hasta mis caderas, y se arrastraron hasta mi trasero. Se frotó delicadamente unas cuantas veces y apretó cada mejilla con firmeza , y sentí como si mis labios delanteros se fruncieran de calor por la anticipación.

Jugamos al sóftbol en exactamente el mismo equipo. Yo soy la mayor de nuestro equipo, con 53 años, y ella la más joven, con 19. Ella y yo también somos músicos. Estoy divorciado, vivo solo en una vivienda algo pequeña y mi garaje está acondicionado como sala de ensayo/estudio de música. Me tomé el tiempo y el dinero para convertirlo en una habitación y en un estacionamiento.

¿Porque se quiere Secso Gratis?

Ella le desabrochó los vaqueros, le bajó la cremallera; ya iba siendo hora , ha dicho y le bajó los pantalones de un tirón, hicimos algo al respecto. Le guiñó un ojo y le besó la polla por encima de los ajustados calzoncillos negros, mientras tarareaba delicadamente.

Me subió los calzoncillos y me cogió de la mano. Me condujo al dormitorio y me quitó los calzoncillos de nuevo. Me empujó de nuevo a la cama y comenzó a desnudarse enfrente de mí. Para ser una mujer de más de 50 años, tenía un gran cuerpo. (Al menos yo pensaba que tenía 50 años). Sus lolas eran bastante turgentes y había muy pocas arrugas en su cuerpo y en su cara.

Bueno por último una noche lo invite a cenar a casa se logró como es lógico yo pague todo por mi cuenta, bueno hubo todo amabilidad y tensión hasta el momento en que el Sr. Carlos me sorprendió, y me ha dicho. José lo siento, pero nunca pensé presenciar algo real que nunca parece que no es para ti(palabras mucho más expresiones menos) respondió que todo tranquilo y realizar como que no estoy aquí ..(hubo otros diálogos, que fueron parte de la primera reunión ,) y llegó a ser asombrado por Carlos que se levantó de la mesa y se fue a la cocina, Sii! El señor abrazó a mi mujer la besó, la cogió por la cintura para que encontrara el cariño , le acarició el pelo, le apretó y tiró de su cuerpo, mi mujer se encontraba de su lado, mejorando tapas de jamón y todo lo que próximamente se comería y las cervezas.

Eso fue hace 5 meses. Nos enviamos correos varias veces por semana , pero jamás mencionamos el sexo. Son solo cartas entre amigos. Ella estuvo en mi casa unos cuantos veces desde ese momento , pero cuando el antiguo grupo se encontraba reunido, y una vez con su nuevo novio.

Me levanté y entré en el baño para lavarme. Quité el preservativo del plátano y me dirigí a la cocina tras ponerme el albornoz sobre mi cuerpo desvisto. Saqué la leche y me serví un vaso, luego pelé mi plátano, después cogí el extremo y me lo metí en la boca. Lo introduje sin darle un bocado y lo volví a sacar de forma lenta. Maldita sea, no se encontraba salobre y no tenía una punta ancha, pero me logró meditar de nuevo. Terminé el plátano y tiré la cáscara a la basura. Miré la encimera y el bol. Menos mal que los plátanos venían en racimos.

¿Las maduras les encantan a los hombres jóvenes?

Pasaron cuarenta minutos en el momento en que algo más que un plátano salió de mi húmeda y descuidada vagina. Mientras estaba entre sus brazos, no pude eludir meditar que era bueno que los hombres como él no vinieran en racimos.

Me quedé totalmente sorprendido en el momento en que ingresó su lengua en mi boca, aunque respondí a su beso (pienso que por reacción automática). Abrió las piernas para sentarse sobre mi regazo, cara a cara conmigo. Es lo suficientemente bajita como para que sentarse sobre mi regazo nos pusiera frente a frente. Los 2 llevábamos vaqueros y camisetas, pero mi poronga era muy consciente de la cercanía de su entrepierna. Su beso dejó paso a otro, y a otro. Mis manos subieron, primero a su espalda, y después mi mano derecha se dirigió a su pecho, fuera de su camisa.

Me posicioné fuera de la habitación, una puerta medio abierta, como si se espiara, y ellos todavía, señores, aquí vino la parte difícil para mí en ese instante el Sr. ,, comprender lo que se veía como otro hombre, realmente quería besó su mano movimientos toqueteandola todo, sus pechos, besó su espalda, sus nalgas, pasó sus manos rápidas entre sus piernas,. ver a mi esposa respirar con fuerza , al ver Carlos su miembro ahora erecto, y pensé que va a poner mi Carmen, (verdaderamente no se encontraba sobre su integrante , pero era respetable en largo y grueso , para ser sincero , más atrayente que mi polla , mínimo.

En un tiempo reducido , estábamos follando nuevamente. Durante un descanso , (estábamos de nuevo en el estudio) ella cogió 2 sillas, una de 2 X 12, e hizo una tabla que cubrió con una manta, y me pidió que me tumbara sobre ella. Me tumbé en esa tabla angosta y dura, con la poronga erguida como un asta de bandera. Ella se montó sobre mí, y levantó sus piernas hasta prácticamente poner sus pies sobre mi pecho. Eso puso sus 140 libras sobre mí, ella se encontraba empujando la piel alrededor de la base de mi polla hacia abajo y debe llevar a cabo algo para el fluído de sangre pues yo se encontraba mucho más duro que de costumbre , y estaba profundamente en ella. Después , la única forma en que podría describirlo es que se encontraba a 8 pulgadas en ella con una polla de 7 pulgadas; tal era la presión y la situación.