Chatx

Aquende encontrarás todo sobre Chatx. La hermosura de las mujeres maduras no es ningún secreto: todas entendemos que, tratándose de cuidar nuestro aspecto, embargo tenemos la opción de dejarnos corresponder exigentes.

Me senté en el borde de la cama y mi cabeza vagó hacia la noche anterior. Tony me había sacado a bailar y yo había observado sus caderas mientras que bailábamos a toda velocidad : unas caderas delgadas con unos pantalones bastante ajustados habían sido suficientes para que mi imaginación elaborara su versión de lo que había debajo. No tenía bastante bulto – eso, según mis amigos, era lo asombroso. No daba la sensación de que tuviera bastante , pero en el momento en que se bajaba los pantalones era un asunto totalmente diferente según ellos–me preguntaba.

Desechando el pensamiento, se sumergió nuevamente en el instante y se echó el pelo hacia atrás para deleitarse con otro largo trago del cremoso líquido. Su lengua rosada se deslizó sin prisa para capturar el bigote espumoso de su labio superior, en una lenta y gandula caricia.

Sus manos se deslizaron por el nudo suelto de mi bata, luego por el interior, bajando desde mi cintura, hasta mis caderas, y se arrastraron hasta mi trasero. Se frotó suavemente varias ocasiones y apretó cada mejilla con solidez , y sentí como si mis labios delanteros se fruncieran de calor por la anticipación.

En ocasiones nuestro equipo de softball se reunía en mi casa para tomar una cerveza tras el partido y quizás asábamos algunas hamburguesas y teníamos algo de música. Terri no tiene edad para tomar y jamás ha pedido cerveza. Tuvo la posibilidad de beber en mi casa y nunca lo ha hecho. Hay refrescos en el frigorífico para los que no toman.

Lenta y exquisitamente , Tony se deslizó en mí con una sonrisa mientras su integrante me llenaba. Lo moví de un lado a otro , cada vez un tanto más profundo, hasta el momento en que tomé todo lo necesario para supervisar su movimiento. Los minutos pasaban, mientras mi exitación medraba , el tamaño me hacía sentir apretada. El plátano era lo suficientemente flexible para imitar un pene erecto de tamaño notable. Jugué llevándome al borde , entonces reculando , entonces al borde de nuevo, descansando unos segundos, observando la sonrisa de Tony. Ahora había una urgencia, era el momento de que mi coño experimentara lo que una poronga podía realizar a una mujer. Aumenté el ritmo sosteniendo mi clítoris y mi vagina completamente estimulados con el proxy afrutado. Me fui, con la pelvis crispada, y luego me quedé quieta, con una sonrisa en la cara mientras que mi respiración volvía a la normalidad. Abrí los ojos y vi de qué manera el plátano volvía a aparecer entre mi mata de pelo castaño.

Puede pillarte desprevenido, la primera oportunidad. Muy distinta al ayeller, en el momento en que te preparas con unos cuantos botellas de VK, y esperas esa sorpresa. que llega pero raramente.

Sonó mi teléfono. Reconocí la voz de Tony al instante. Nos conocíamos desde hacía años, pero jamás habíamos salido juntos. Escuché y asentí sin percatarme de que no había dicho ni una palabra. En el momento en que me preguntó si proseguía en la línea le respondí que lo vería en unos minutos. Todavía se encontraba en mi cuarto de baño en el momento en que llamaron a la puerta. Abrí la puerta y vi a mi fantasía parado frente a mí como si le hubiera hecho un encargo especial.

Mi boca buscó la fina mancha de pelo entre sus piernas. Usé mi lengua para separar el pelo y la punta de mi lengua abrió sus labios inferiores y el sabor y el fragancia de su coño llenaron mi boca y mi nariz. Ella empujó su sexo contra mi boca y yo fruncí los labios, rodeé su marinerito y usé mis labios para exponer la pequeña pluma que tenía dentro. Ella se corrió inmediatamente , de manera fuerte , sacudiéndose contra mi boca. Empleé mis labios para evitar que mis dientes golpearan algo tierno; pude saborear la sangre donde el interior de mis labios se cortó por la fuerza de su empuje.

¿Porque se quiere Chatx?

Me levanté y entré en el baño para lavarme. Quité el preservativo del plátano y me dirigí a la cocina después de ponerme el albornoz sobre mi cuerpo desvisto. Saqué la leche y me serví un vaso, entonces pelé mi plátano, después cogí el extremo y me lo metí en la boca. Lo introduje sin darle un mordisco y lo volví a sacar de manera lenta. Maldita sea, no estaba salado y no tenía una punta ancha, pero me hizo meditar de nuevo. Terminé el plátano y tiré la cáscara a la basura. Miré la encimera y el bol. Menos mal que los plátanos venían en racimos.

Tras mucho más de 2 meses de tener sexo como maníacos toda vez que podíamos realizando una pausa sólo en el momento en que llegaba la gran marea roja, se acercó y me mencionó que se iba a vivir con su hermana a Nuevo México a lo largo del próximo invierno. Necesitaba separarse de mí y estar con chicos de su edad.

Ella tomó la punta de la polla en su boca, realizando girar su lengua; mirando hacia arriba, buscando sus ojos. Lo llevó hasta el fondo de su garganta, con una mano masajeando sus pelotas y con la otra acariciando sus pezones.

Ella me dio la vuelta y me montó. Me montó rápido y de forma fuerte. Procuré detenerla; procuré mencionarle que estaba a punto de correrme. Me ignoró y no pude soportar mucho más. Mi espalda se arqueó y la levanté con los músculos de la espalda mientras un año de semen guardado salía disparado en ella.

Si realmente me sentí culpable, pero Sres, la patología que produce tal espectáculo, el sexo explícito, un hombre y mi mujer. la curiosidad que sintió mi cuerpo fue tal que olvido mis tabúes de mal gusto. y gocé absolutamente , que había anhelado mentalmente, y también imagine y me masturbé con la iniciativa. Per era en este momento real, y muy real, faantasias no, mi mujer estaba bajo el cuerpo de Carlos que no acababa de bombear, y mi mujer con lo abierta que piernazas la había visto jamás , su vagina recibía todo lo que miembro , y daba rienda suelta a la condición multiorgásmica, no menos de 2 orgasmos , o sea , una mujer que debe soportar en la cama si no posee resisstencia eréctil y buen miembro , que la hace rugir, todo esto duró como una hora y media. Vi su transpiración, Carlos orgasmo, y para reposar por moderadamente media hora, fatigado , y contento de la relación, todo esto no contó para nada en sus ojos, o el pensamiento, Gozaron , y los amigos han de ser verdaderos y decirles en mi ubicación , me masturbaba poco a poco sentado observando cada detalle. movimiento, empujes que le logró excepcional. y me brindaron casi 2 orgasmos masturbándose.

¿Las mujeres maduras les encantan a los jóvenes?

Levantó sus piernas del suelo y la perforó , mientras que la mantenía en el aire; ella chilló por la brusquedad del movimiento, encontrándose en el aire, indefensa a su voluntad. Ella se aferró al escritorio, mientras él ponía mucho más fuerza en cada empuje.

Jugamos al sóftbol en exactamente el mismo equipo. Yo soy la mayor de nuestro equipo, con 53 años, y ella la más joven, con 19. Ella y yo también somos músicos. Estoy divorciado, vivo solo en una casa algo pequeña y mi garaje está acondicionado como sala de ensayo/estudio de música. Me tomé el tiempo y el dinero para convertirlo en una habitación y en un garaje.

Ella recorrió con sus manos el cuerpo cincelado de él, embelesada por tener ese cuerpo atlético apretado contra el suyo ; agarró su poronga palpitante. La frotó y la golpeó en su húmedo coño; él le apretó las nalgas y la acercó aún más.

Jugamos al sóftbol en exactamente el mismo equipo. Yo soy la mayor de nuestro equipo, con 53 años, y ella la más joven, con 19. Ella y yo asimismo somos músicos. Estoy divorciado, vivo solo en una casa algo pequeña y mi garaje está acondicionado como salón de ensayo/estudio de música. Me tomé el tiempo y el dinero para convertirlo en una habitación y en un garaje.