Chatfree

Lo que nunca te afirmaron sobre Chatfree. La hermosura de las mujeres maduras no es ningún secreto : todas y cada una entendemos que, cuando se trata de cuidar nuestro aspecto, no tenemos la posibilidad de dejarnos ser estrictos.

A punto de correrse, él se retiró; le soltó las piernas y ella volvió a pisar tierra estable , justo antes que él la levantara y la hiciese girar. Cara a cara , le chupó las lolas y le mordió los pezones erectos. Ella le acercó la cabeza a su cuerpo, aprisionándolo entre sus tetas ; él chupaba, mordía y apretaba, mientras ella gemía fuertemente hacia el techo.

En el momento en que terminó de correrse, se levantó sobre sus brazos y dijo : En este momento es tu turno, es hora de que me folles tan fuerte como logres y me llenes con ese dulce semen, hazme vocear niño grande, tómame fuerte y lléname.

Mi novio hasta entonces , se encontraba ocupado con Maua, las rodillas, ella chupó la poronga , mi poronga , me fui de celos y mientras yo llevaba caliente , mi novio echó la cabeza hacia atrás y cerró los ojos, la señal de que estaba siendo chupar bien, y de esta manera fue Maua era un experto , sabía de qué manera calentar un tipo para conseguir bien eres y tener sexo sus condiciones duras. Maua me logró entender puro placer , aprendí bastante con ella y ahora soy una zorra.

Pero mientras que Puna entregaba su cuerpo, sus labios separados no lograron eludir dejar escapar un despacio gemido de satisfacción. Esos labios finos, sin pintar y con tacto – exhalando suavemente. evidencia externa de esa confianza interna que viene con los años de experiencia – un anuncio , que pertenecían a una mujer de substancia. En este caso , sin embargo , no podía haber ningún fallo. El resto de ella respaldaba extensamente esa afirmación tácita de sus labios.

Levantó sus piernas del suelo y la perforó , mientras que la sostenía en el aire; ella gritó por la brusquedad del movimiento, encontrándose en el aire, indefensa a su intención. Ella se aferró al escritorio, mientras que él ponía mucho más fuerza en cada empuje.

La siguiente vez que salimos a tomar aire, me quitó la camisa por encima de la cabeza y se aproximó a mí, dándome besos en el cuello. Prácticamente me derrito bajo sus suaves y cálidos labios. En el frescor del estacionamiento , su cuerpo era caluroso donde nuestra piel se encontraba.

Jair, mientras me sujetaba de manos y rodillas, me metía un pulgar en el trasero , nunca me había cogido por ahí, y me moría de ganas de probar , Jair me emputecia de lo ardiente que me ponía y quería darme toda esa poronga. Se lo conté a mi novio, se sorprendió un tanto , y me dijo que si alguien iba a meterle el trasero a su novia, sería él, por lo menos el primero.

Volvemos a divertirse para que nadie sepa que fue un fallo. Su cara estaba sobre mi pecho y podía sentir su sonrisa. Su mano se dirigió a mi despacio polla y bajó para tomar mi encogido miembro en su boca.

¿Porque se quiere Chatfree?

Una tarde llegaron Jair, su primo y una chica (Maua), se saludaron y Jair le dio una palmada en el culo a Maua, mi novio fue y le ha dicho , -como prometió- y no comprendió lo que quería decir, y luego mi novio me explicó, que en el momento en que pasamos la primera noche de sexo al final , mi novio le ha dicho. Jair solo, que si deseaba regresar a coger, tendría que llevar a una chavala le había dicho, suponiendo que Jair abandonar de atraparme nuevamente , pero había mantenido su palabra y sarcásticamente notificó enfrente de todos.

Irradiando como una candente explosión orgásmica, la envolvió. Los vasos sanguíneos se congestionaron y las glándulas comenzaron a exudar abundantemente humedad. Tal vez el efecto tuviese que ver con el calor del sol que relucía por medio de la enorme ventana del este, y los suaves acordes de Samba Pati de fondo.

Lenta y deliciosamente , Tony se deslizó dentro de mí con una sonrisa mientras su integrante me llenaba. Lo moví por todos lados , cada vez un poco mucho más profundo, hasta que tomé todo lo necesario para controlar su movimiento. Los minutos pasaban, mientras que mi exitación medraba , el tamaño me hacía sentir apretada. El plátano era suficientemente flexible para imitar un pene erecto de tamaño notable. Jugué llevándome al borde , entonces retrocediendo , luego al borde de nuevo, descansando unos segundos, observando la sonrisa de Tony. Ahora había una urgencia, era el momento de que mi coño experimentara lo que una polla podía hacer a una mujer. Aumenté el ritmo manteniendo mi clítoris y mi vagina totalmente estimulados con el proxy afrutado. Me fui, con la pelvis crispada, y después me quedé quieta, con una sonrisa en la cara mientras mi respiración volvía a la normalidad. Abrí los ojos y vi de qué forma el plátano volvía a aparecer entre mi aniquila de pelo castaño.

Justo cuando se encontraba terminando , la Sra. Smith salió de la vivienda y ha dicho : Cuando termines entra y refréscate.

Ella se retorcía y se mordía los labios, apoyando la cabeza en el escritorio y frotándose el clítoris con una mano.

¿Las maduras les encantan a los personas jóvenes?

Fui a la cocina, seleccioné lo que parecía ser cerca del plátano mucho más grande y volví al dormitorio. Moví mi mano de arriba abajo por la manera encorvada , puse mis dedos en torno a ella y cerré los ojos, observando una imagen de Tony en mi cabeza. Dejé huír una lenta respiración y volví a abrir los ojos. Mis bragas se desprendieron, cayendo al suelo mientras me balanceaba en cama sobre mi espalda. Arranqué el envoltorio del preservativo lubricado y lo hice rodar sobre el plátano, ajustado sobre el extremo romo.

Volvemos a divertirse a fin de que nadie sepa que fue un fallo. Su cara estaba sobre mi pecho y podía sentir su sonrisa. Su mano se dirigió a mi despacio poronga y bajó para tomar mi encogido integrante en su boca.

Pensé que ahí se iba la mitad del verano. Nuestro jardín tenía algo más de un acre, y el de la Sra. Smith era aún mucho más grande, y tenía un paisaje muy intrincado en su jardín.

No obstante , el patio de la Sra. Smiths era diferente. Tenía un viejo cortacésped y tardaba mucho más de seis horas en recortar la yerba. Además , cerciorarse de que todos y cada uno de los macizos de flores y el jardín estuvieran libres de malas hierbas requería la mayor parte de otro día. Conque tenía unos tres días a la semana para mí, que conseguía llevar a cabo el objetivo de semana para lograr pasar tiempo con mis amigos.