Chat Sensaciones

Aquende encontrarás todo acerca de Chat Sensaciones. La hermosura de las mujeres maduras nadie es ningún enigma: todas entendemos que, tratándose de cuidar nuestro aspecto, embargo tenemos la posibilidad de dejarnos corresponder exigentes.

Ella se mordió los labios con fuerza y echó la cabeza hacia atrás, llegando al clímax en el momento en que sintió la primera carga de semen dentro de ella; él descargó un río de semen caliente en su interior. Al final , se retiró, jadeando poderosamente y bastante satisfecho.

Eso fue hace 5 meses. Nos mandamos correos múltiples veces a la semana , pero jamás mencionamos el sexo. Son sólo cartas entre amigos. Ella ha estado en mi casa un par de veces desde ese momento , pero cuando el antiguo conjunto estaba reunido, y una vez con su nuevo novio.

Puso a Kylie sobre el escritorio ; ella se sentó allí, con las piernas abiertas, el coño chorreando, mirándolo con una gran sonrisa de perfecta satisfacción. Ella lo acercó y le plantó un beso caliente y húmedo en los labios. Luego , se inclinó y besó su eje flácido y chorreante.

Una vez tuve un momento de pánico cuando su padre vino a recogerla. Se detuvo para recordarle una función familiar, nada importante. Podría haber llamado al móvil de ella, pero supongo que se encontraba verificando de qué forma estábamos. Estábamos vestidos, estábamos en el computador grabando unas melodías en un disco compacto en el momento en que se aproximó , lo que nos salvó de una mala escena. Se quedó unos 20 minutos hablando de música y ordenadores con nosotros antes de despedirse.

Me levanté tarde y arrastrando los pies hacia la cocina. Precisaba un vaso de agua, mi boca se sentía un tanto asquerosa por mi regreso de madrugada. Maldita sea, Tony al final había pasado tiempo conmigo en la fiesta y yo me había quedado hasta tarde. Esto para disgusto de varios de mis amigos que habían estado. bueno. seamos honestos. estaban preparados para echar un polvo. No era el hombre mucho más guapo, pero era seguro de sí mismo , siempre bien vestido, y suficientemente arriesgado como para ser atrayente en su deportivo BMW. Tenía bastante reputación con las mujeres, buena y mala por de esta manera decirlo. Yo me fijaba en esto último en cierto modo , pero había salido decepcionada.

Una tarde Terri y yo estábamos solos en el garaje , alternando entre tocar y charlar. No posee novio; ha rechazado a muchos chicos. Según ella, es demasiado joven para atarse con un ancla. Además de esto , la mayor parte de los hombres se vuelven posesivos cuando reclaman a una mujer.

Le levantó el pelo largo y castaño claro, y elevó su mirada al techo, mientras la lengua y los labios de ella trabajaban en su poronga , ocasionando ahora una llamada de atención en la parte baja de su espalda, pese a no habérsela metido aún en la boca. Él jadeaba, hipnotizado por los sorbos que llenaban la habitación.

Estaba metiendo la guitarra en su coche cuando se acercó a mí y me dio la mano. Me dijo que pensaba que yo era una aceptable influencia para su hija. Me mencionó que le preocupaba que los hombres de mi edad fuesen predadores sexuales de mujeres jóvenes como Terri; se alegraba de que su hija hubiese encontrado un hombre honorable como guía y maestro.

¿Porque se busca Chat Sensaciones?

Lenta y exquisitamente , Tony se deslizó en mí con una sonrisa mientras su integrante me llenaba. Lo moví de un lado a otro , cada vez un poco mucho más profundo, hasta que tomé todo lo necesario para supervisar su movimiento. Los minutos pasaban, mientras que mi placer medraba , el tamaño me hacía sentir apretada. El plátano era suficientemente flexible para imitar un pene erecto de tamaño considerable. Jugué llevándome al borde , entonces reculando , luego al borde de nuevo, descansando unos segundos, viendo la sonrisa de Tony. Ahora había una urgencia, era el momento de que mi coño experimentara lo que una polla podía hacer a una mujer. Aumenté el ritmo sosteniendo mi clítoris y mi vagina totalmente estimulados con el proxy afrutado. Me fui, con la pelvis crispada, y después me quedé quieta, con una sonrisa en la cara mientras que mi respiración volvía a la normalidad. Abrí los ojos y vi de qué manera el plátano volvía a manifestarse entre mi mata de pelo castaño.

Una tarde trajo lencería, y alternamos entre que ella se probase diferentes prendas, y que yo la follara con tacones y medias, o que jugara con las medias del cuerpo. Tuvimos sexo en todas las habitaciones de la vivienda , y una vez, aun en un viejo mueble Custom Bass, de los viejos con el plástico negro plisado, con algo de música sonando a través del altavoz que provocaba una baja vibración de 40 Hz que recorría su cuerpo. Para ser solo una inocente de 19 años, me sorprendió con algunos de sus deseos.

Jair, mientras me sostenía de manos y rodillas, me metía un pulgar en el culo , nunca me había cogido por ahí, y me moría de ganas de probar , Jair me emputecia de lo caliente que me ponía y quería darme toda esa poronga. Se lo conté a mi novio, se sorprendió un tanto , y me mencionó que si alguien iba a meterle el trasero a su novia, sería él, cuando menos el primero.

Su mano se dirigió a mi poronga , en este momento erecta, y yo la tomé en mis brazos y besé su joven boca. Mi convulsión se había desvanecido , y tras más de un año sin sexo, se encontraba en la cama con una mujer joven.

Jair, mientras que me sostenía de manos y rodillas, me metía un pulgar en el trasero , nunca me había cogido por ahí, y me moría de ganas de probar , Jair me emputecia de lo ardiente que me ponía y quería darme toda esa poronga. Se lo conté a mi novio, se sorprendió un tanto , y me dijo que si alguien iba a meterle el trasero a su novia, sería él, al menos el primero.

¿Las mujeres maduras les encantan a los jóvenes?

Puso a Kylie encima del escritorio ; ella se sentó allí, con las piernas abiertas, el coño chorreando, mirándolo con una amplia sonrisa de especial satisfacción. Ella lo aproximó y le plantó un beso caliente y húmedo en los labios. Entonces , se inclinó y besó su eje flácido y chorreante.

Prosiguió moviéndose y próximamente comenzó a gemir mientras alcanzaba un increíble orgasmo. Se desplomó al correrse y se acostó sobre mi pecho.

Tomé un sorbo de mi vaso y volví a mirar los grandes plátanos amarillos que había en el cuenco de la encimera. Ayer había cogido uno y había estudiado su forma larga y levemente encorvada , su longitud y su grosor. Ahora , la imagen de Tony y el plátano grande y sonoro se fusionaron en mi mente. Chica , ¡no! Lo devolví al cuenco con inquietudes.

La siguiente vez que salimos a tomar aire, me quitó la camisa por encima de la cabeza y se acercó a mí, dándome besos en el cuello. Casi me derrito bajo sus suaves y cálidos labios. En el frescor del estacionamiento , su cuerpo era caluroso donde nuestra piel estaba.